Bienvenida soledad

Bienvenida soledad,

con tus matices grises y fríos,

yertos de piedad 

que azotan en los hastíos,

cuando tumbado por la ebriedad,

el corazón vacío, 

decide caer en la complejidad 

de verse solo y sombrío.

 

Bienvenida a mi noche sin estrellas 

donde las lágrimas son lluvia,

que socavan mis querellas 

hasta que el alba castiga con su luz rubia. 

 

Bienvenida a mis poemas oscuros 

plagados de vanidad,

que sueñan con los ojos más puros 

que nunca jamás me han de mirar. 

 

Bienvenida tácita amiga,

abrázame ahora antes de caer en otro conjuro,

que me persiga 

y me haga un poco más inmaduro. 

 

Cura con vinagre mis heridas

abrígame de esta calamitosa humedad;

porque ahora que lo pienso, querida, 

mientras te tenga no estaré tan solo… compañera soledad.

Total Page Visits: 13 - Today Page Visits: 2
Deja una respuesta

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies