La noche muere

De mi pluma tan remota,

de mi garganta temblorosa,

llega el inquieto silencio

de afonías y recuerdos.

Sé muy bien lo que presiento,

tu existencia es como un sueño,

mi angustia un sin sentido,

y tú sombra un desatino.

Cómo aullar en la noche mí pena

si mi alma ha caído enferma,

y la oscuridad ya no transita

ni el verso es mí compañía.

Absurdo preludio, efímero llanto.

¡La noche muere con la luna amarga! 

Total Page Visits: 61 - Today Page Visits: 1
Deja una respuesta

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies