El beso amargo

Que soledad
la de los besos
dormidos,
llenos de
melancolía
y cielo sombrío.

Qué triste
el invierno ceñudo,
que atrae la lluvia
y el atardecer baldío.

Queda el silencio
a través de la niebla
que rocía el verso
errante.

Y bajo la sombra
de la luna etérea,
en tus labios tímidos
queda el beso amargo
de una copa de vino.

Total Page Visits: 42 - Today Page Visits: 1
Deja una respuesta

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies