El Hada del Amaranto

En algún lugar del mundo, existe un hermoso lugar en el que humanos y animalitos conviven en armonía, amor y felicidad, seguramente, en tu país, ciudad o localidad hay un sitio parecido en el que siempre habrá una manita y patita dispuestas a ayudar.

Hada es una gatita muy bonita, de ojos esmeralda y piel oscura como la más bella de las noches, es soñadora, dulce, de buen corazón, le encanta escribir cuentos que posteriormente lee para los habitantes más pequeños. 

Además, atiende con gusto “Dulce ilusión” una de tantas pastelerías que hay en la comunidad; todos los días, “Dulce ilusión” recibe a muchos clientes, quienes disfrutan todas las delicias que ofrece el sitio. 

Anita es la mejor amiga humana de Hada, ella trabaja con la bella minina en “Dulce Ilusión” es de temperamento fuerte, pero de hermosos sentimientos y siempre está dispuesta a ayudar a los peluditos del hermoso lugar en el que se desarrolla esta historia.

Amaranto es un apuesto gatito atigrado, es inteligente, educado, servicial, amigable, de mirada zafiro y profunda como el mar.

¡Vaya! cualquiera pensaría que se trata de un príncipe que escapó de un cuento de hadas; en realidad es Ministro de la Gran Corte, Amaranto siempre ayuda sin dudar a quien lo necesite.

Hada admira a Amaranto; no le digan a nadie, pero nuestra linda gatita está enamorada del minino más guapo de este cuento, cada vez que entra a la red cibernética, lo felicita por el trabajo que desempeña y a cambio, Amaranto amablemente le agradece sus hermosas palabras.

Amaranto siente una gran curiosidad de conocer a Hada, pues le llama la atención todo lo que publica en la red cibernética, pero no se anima a provocar el encuentro porque nuestro peludito amigo es muy tímido.

Cuando llegó el noveno mes del año, justo cuando todos los habitantes celebraban el festival “Adiós, verano, Hola otoño” a “Dulce Ilusión” llegó un cliente muy especial que Anita invitó tres días antes.

“¡Ahí está Amaranto!” gritó Hada incrédula y emocionada, no podía creer que el príncipe de sus sueños estuviera presente en su pastelería.

“Ve a saludarlo, Hadita” “Aprovecha que Amaranto está aquí para decirle cuánto lo admiras” propuso Anita. “Me dijiste que invitara a “Dulce Ilusión” a alguien especial a propósito del festival, y mira, traje a Amaranto.

“¿Por qué no me dijiste que conoces a Amaranto?” preguntó extrañada Hada a Anita, ella le respondió que Amaranto es vecino de su primo Beto y le ocultó la verdad porque quería darle una sorpresa.

“¡Ay, Anita” no me atrevo a acercarme a Amaranto, qué tal si piensa que soy una atrevida por escribirle tanto en la red cibernética” “Mejor escapo por la puerta de atrás”

“No, Hada” “Amaranto es un gatito muy amable, estoy segura que le dará mucho gusto conocerte y te dirá que le encantará escuchar de tu voz cuánto lo admiras, si quieres, le llevo el menú en lo que te animas a salir”

Anita se acercó a la mesa de Amaranto, dejó el menú en las patitas del minino y le dijo que de un momento a otro regresaría a tomar la orden. 

“¡Muchas gracias, Anita! Expresó cortés el lindo minino. 

“Vamos, Hada, anímate a salir, quizá no vuelvas a tener la oportunidad de saludar a Amaranto” animó Anita a su querida amiga de cuatro patitas. 

“Acércate, ya verás que no te vas a arrepentir”

Hada corrió al espejo más cercano para revisar su hermoso moño rosa, al regresar, curiosa le preguntó a Anita ¿”Me veo bonita?” “Siempre te ves preciosa, amiguita linda” respondió Anita.

Dudosa, ilusionada, con el corazón latiendo a mil por hora, una rebanada de pay de plátano y una malteada de cereza con mucha crema batida (especialidades de la casa) Hada se acercó a la mesa de Amaranto.

“Hohoholala, Amaranto” “Me da muchísimo gusto conocerte y tenerte de visita en mi pastelería” “Espero que te gusten las especialidades de “Dulce Ilusión” a la clientela le encanta” dijo Hada.

“¡Hola, Hadita”! “A mi también me da mucho gusto conocerte” “Siéntate, un momento, por favor” “Quiero agradecerte todo tu apoyo y las palabras tan bonitas que me escribes en la red cibernética” expresó Amaranto.

“Es un placer, Amaranto” respondió Hada. 

“¡Guau, digo Miau!” expresó Amaranto “Las especialidades de la casa son deliciosas” 

“¡Gracias, Hada!” “A partir de hoy, vendré muy seguido a Dulce Ilusión”

“Hadita, me gustaría ir contigo al baile de cierre de festival esta noche” “¿Te gustaría acompañarme?” preguntó Amaranto a Hada.

“¡Claro que sí, Amaranto”! “Me encantará bailar contigo” expresó Hada feliz y emocionada.

Humanos y animalitos se dieron cita en el Parque Principal para reír, bailar, cantar, jugar, despedir con alegría el verano y agradecerle por todos los momentos hermosos que vivieron.

Justo a la medianoche, con gusto le dieron la bienvenida al otoño, todos los habitantes del lugar, la fiesta seguía a lo largo y ancho de ese hermoso lugar que seguramente has visitado, aunque sea en tu imaginación.

Hada y Amaranto bailaron toda la noche, contemplando la luz de la luna y el brillo de las estrellas, los hermosos gatitos se convirtieron en los mejores amigos del mundo.

Para sellar su amistad, Hada obsequió a Amaranto un collar con una estrella de colores, a cambio, Amaranto regaló a Hada un brazalete con un corazón en tonos pastel.

Una bella amistad se ha formado y este cuento ha llegado a su fin. 

Total Page Visits: 38 - Today Page Visits: 3
Deja una respuesta

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies