Cuando llegaste

Antes de toparme contigo, me acompañaba una nube gris que llenaste de color con tu tierna mirada.

El verano agonizaba, pero las estrellas del firmamento tuvieron un brillo diferente cuando llegaste aquélla tarde de lluvia.

Cuando llegaste, mi mundo cambio su rutinario rumbo por uno lleno de sorpresas cada amanecer.

La ilusión regresó justo cuando llegaste, no se volverá a marchar porque las penas se van cada vez que pronuncio tu nombre.

Cuando llegaste, sin dudar, te abrí la puerta de mi corazón para por no cerrarla nunca más.

Total Page Visits: 33 - Today Page Visits: 1
Deja una respuesta

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies