Preciado

Esvástica rústica y sicalíptica de memorias sumida en el eco, de carencias perdida entre rezos, de bienes futuros en ilusos deseos.

Traigan enseres privados a los pabellones y zaguanes. Adornen la casa de sueños dorados, mentiras a la vista de sabio o de mago.

En mi pensamiento estás y no cuento echarte en falta. Nadie sabe que pasa, todos sospechan o actúan de improviso.

Intemperante aviso de amigo, nunca cede a un correcto designio, que permita labrar un cipo; signo palmario de algún fuerte indicio.

Toda la vida apreciado si es por hallar lo preciado, que de buscar y encontrar me he formado y a la postre puedo hacer un taller. A enseñar cómo reconocer aquel algo, pero nunca poseerlo también.

Está siempre escondido en uno mismo. Nunca fuera, nunca ajeno, siempre pertenece al dueño, al propietario que anheló.

Total Page Visits: 22 - Today Page Visits: 1
Deja una respuesta

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies