Mentira de credo antes que fuese un hecho.

El amor y la verdad de tu vida

relajó y engrandeció mi existencia.

Fuiste un regalo celestial,

el mundo mejorado para el que te conocía.

Fuiste una suave lluvia que,

riega la hierba verde, y hace brotar

las flores en la campiña.

Fuiste una estrella y la llama

de toda una familia multitudinaria,

de todos los lugares de la tierra,

en todos sus puntos cardinales.

Abriste a la esperanza y me dejaste observar

la bondad en otros seres humanos, 

a creer que puede haber buenos que,

a pesar de los malos y de los sufrimientos,

cambian corazones y crecen con sentimiento.

No te veré jamás como te vi, 

pero te veré pleno como yo creía de ti,

antes de que sea hecho.

Total Page Visits: 37 - Today Page Visits: 1
Deja una respuesta

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies