Café epidémico

Un café amargo, es solo café

hondo trago, sabor casi a hiel.

Sueños cual pozo vertidos de amor,

su significado de tal religión.

Te quise, fue extraño, 

tras semanas dolió,

más elijo el perdón yo.

 

Amar es un reto, desafío cruel,

y no me marcho, pues amar así algo

conmina a ser generoso, atento

devoto creyente fiel. 

 

Al amar se nutre paciente el cerner

de cepa verde que tornárase vergel.

Es que no solo el tiempo espero

del siempre fruto cortés,

además gano al hacerlo

amar sin temer y notarme ese poder.

 

Así un día ya no me ames quizás como ayer,

ornato de flores que honra de colores

los dones y galas del plantío de favores

ofrendas de cuitas que nadie quita

tanto tuyas como mías a cientos

serán premio voluntario para mí en aquel.

 

 

  • Certifico que este poema es inédito y original del autor.
Total Page Visits: 320 - Today Page Visits: 1

1 comentario

  1. Enhorabuena Jejo,
    A veces en las circunstancias más sencillas (tomando un café) es cuando se descubre nuestro verdadero corazón. Muchas gracias por tu publicación. Nos dejas con el anhelo de disfrutar tus versos en otra ocasión.

    ¡Hasta pronto!
    EsPoesía

Deja una respuesta

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies