INUNDACIÓN DE RECUERDOS

Interminables se hacen las tardes,

si son acompañadas, de voraz algarabía.

Cuando los versos sepultan,  

entierran las ilusiones y se despiden. 

 

La música que por la ventana llega,

sale de una crujiente madera,

al ser arrastrada, con dificultad,

en el interior de rítmicos corazones.

 

Cómo pesa la nostalgia en las almas,

al querer zafarse de la lluvia de lágrimas,

con los que nos inundan los recuerdos.

 

Damián Morcillo 28 de abril de 2020

Total Page Visits: 258 - Today Page Visits: 2
Deja una respuesta

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies