VUELTAS EN LA INCONSCIENCIA

Recuerdo el día que se abrió el cielo,

para desvelarme lo que mis ojos,

guardaban bajo el ardiente hielo.

 

Recuerdo el estruendo en la estantería,

de inmortales diccionarios de dudas,

bajo las cenizas de la melancolía,

de las eternas palabras mudas.

 

Me convertí en extranjera de mi corazón,

cuando me resolvía en lágrimas eternas,

surcando los ángulos de la resignación.

 

Te regalé las medidas exactas de mi piel,

abrazando la fría esquirla del secreto,

cubriendo mi áspero espíritu de hiel,

ocultando mi latido incompleto.

 

El universo siguió rotando,

pero mi cuerpo ya sin mí,

en partículas se fue evaporando.

Total Page Visits: 290 - Today Page Visits: 1

2 comentarios

  1. Cuanto dolor en hermosas palabras convertidas.

Deja una respuesta

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies